SUMO-DEPORTE TRADICIONAL JAPONES-

Hablando de deporte, podemos recordar que Japón tiene una constancia y habilidad sin igual. Por ello, hoy hablaremos del sumo(相撲);  uno de  sus deportes más simbólicos del país y con rico valor  histórico.

Este deporte, se considera moderno por los japoneses. Sin embargo, tiene origen religioso y tuvo un papel muy importante para los sintoístas. Se dice que los resultados de estos enfrentamientos servían para honrar a los dioses, y con eso traerían abundancia a las cosechas. Pero pasó el tiempo y los encuentros en los templos perdieron su objetivo. Aun así, continuaron realizándose para apoyar a los templos y obras públicas. Sin embargo, el rito se volvió en una disciplina que ha perdurado hasta nuestros días, mostrando a veces detalles religiosos.

Por otra parte, si pensabas que  cualquiera podría ser participe en esta disciplina estás equivocado. Formar parte de ello tiene sus reglas, rangos y estilo de vida propio. Por ejemplo, para empezar viven en una heya(部屋) donde pasan su vida profesional realizando entrenamientos especiales llamado keiko(稽古). Tienen códigos de conducta, ropa especial, calzado y sobretodo, una coleta alta estilo chonmge(ちょんまげ), como las de los samuráis en el periodo Edo. Solo que el diseño representa rangos; un dato curioso es que solo los tokoyama(床山) pueden hacerlas. ¿Interesante no?

Haciendo entrenamiento especial

Así mismo, para lograr ser un luchador de sumo o mejor dicho un rikishi(力士) o sumotori(相撲取り) se empieza desde una temprana edad, normalmente desde los 15 años y con una altura promedio de 1.75 mts. ¿Peso? No te preocupes no empiezan gorditos, en la heya tendrán una dieta y rutina especial para que puedan llegar a esa complexión que los caracteriza. El platillo que más consumen se llama chankonabe(ちゃんこ鍋), y ellos mismos aprenden a prepararla.

Comida del Rikishi se llama Chankonabe

Por cierto, para el entrenamiento y a orientación los personajes principales son en yokozuna(横綱) luchadores de mayor rango y los oyakata(親方), que son antiguos luchadores y dueño de la heya. Todo este sacrificio y arduo entrenamiento se verá reflejado en un ring llamado dohyo(土俵), con forma de círculo de aproximadamente 5 metros, entre 30 y 60 cm de altura,  y está delimitado por una gran soga de arroz llamada tawara(俵). En el centro hay dos líneas las shikiri-sen, donde los rikishi deben posicionarse antes de comenzar el combate. ¡Por cierto! en la parte superior hay un techo suspendido llamado tsuriyane (吊り屋根) parecido al de un templo, que hace hincapié a sus orígenes religiosos.

Dohyo y los asientos de los espectadores

Para el combate los rishiki solo visten el mawashi que pesa entre 4 y 5 kilos. Este fajín puede ser de seda, especial para los altos rangos como los yokozuna y de algodón para los de bajo rango. A parte si el rikishi es de alto rango también viste el tsuna un cinturón de cuerda, más el kesho mawashi(化粧まわし) faldón de vistoso color con el nombre de la heya al que representa.

En cuanto al combate gana quien primero derribe al oponente, sacándolo del dohyo o haciendo que alguna parte del cuerpo toque el suelo. He de comentarte que los combates a veces son tan rápidos que uno no se da cuenta de tantos detalles, pero que con ayuda del árbitro, o mejor dicho gyoji(行司) podrás entender. Sin embargo, para el rikishi representa tanto, porque ello le permitirá su ascenso o descenso de su rango.

Ahora ya puedes entender un poco más acerca de esta disciplina milenaria, ojala que al momento de armar un viaje a Japón, te animes a presenciar una lucha de Sumo te aseguro que no te arrepentirás y compartías la afición nacional del país. Si tienes curiosidad de cómo sería un tour de estos, te dejo el link para que puedas revisar. ¡Hasta la próxima!